Reseña del 3º Congreso Internacional de Psicología Clínica y de la Salud en Niños y Adolescentes

Los pasados 16 a 18 de noviembre acudimos al CIPNA organizado por el grupo de investigación AITANA de la Universidad Miguel Hernández. El evento se celebró en la ciudad de Sevilla y en él se dieron cita centenares de profesionales procedentes del campo de la investigación y de la práctica en Psicología infanto-juvenil.

Tuvimos el honor de asistir a conferencias de algunos de los expertos más reconocidos en evaluación e intervención con niños y adolescentes en el ámbito internacional, como los profesores Alan Kazdin y Phillip Kendal, y nacional, como los profesores Xavier Méndez o Aurora Gavino. Durante todo el congreso se abordaron todo tipo de temáticas, desde el tratamiento de los problemas psicológicos más comunes como son la depresión, la ansiedad, los problemas de comportamiento, el TDAH, etc. hasta otros fenómenos que están cobrando relevancia en los últimos años como son la transexualidad, el impacto de las redes sociales o el ciberbullying.

 Nuestras psicólogas Irene Fernández Pinto y Almudena Sánchez de Pazos Escribano en el CIPNA

Nuestras psicólogas Irene Fernández Pinto y Almudena Sánchez de Pazos Escribano en el CIPNA

Durante el congreso se reiteraron diversos mensajes de gran relevancia para los profesionales que ejercemos nuestra actividad profesional con padres e hijos. Así, por ejemplo, se destacó la terapia de conducta como la alternativa más eficaz para el trabajo con niños y adolescentes y se insistió en la importancia del trabajo con padres para entrenarles eficazmente en las habilidades que necesitan para influir en el comportamiento de sus hijos. También se destacó que los problemas emocionales (p. ej., ansiedad) con frecuencia pasan más desapercibidos en la infancia con respecto a otros problemas de conducta más disruptivos, y que sin embargo hay diversas actuaciones que los padres pueden realizar para mejorar o dificultar el ajuste emocional de sus hijos. Asimismo, se hizo énfasis en la necesidad de realizar una práctica apoyada en la evidencia empírica acumulada así como en el análisis funcional de la conducta, que será la herramienta que nos permita realizar una intervención eficaz para la persona y circunstancias concretas que estamos abordando.

En resumen, se trató de un evento de una altísima calidad del que nos alegramos de haber formado parte. La calidad de las ponencias y la densidad del encuentro fueron muy elevadas y finalizamos el evento con ganas renovadas de continuar aprendiendo y actualizándonos para proporcionar todos nuestros usuarios las estrategias e informaciones más eficaces para ayudarles a mejorar su calidad de vida.


Contenidos relacionados

Suscríbete a nuestro boletín mensual